martes, 12 de julio de 2011

Yo sola

Quería darle de comer y ella dijo:
- yo sola.
Quería bañarla y ella dijo:
- yo sola.
Le llevaba la mano para dibujar una palabra y ella dijo:
- yo sola.
Le cogío un libro para leerselo y ella dijo:
- yo sola.
Quería llevarla de la mano y ella dijo:
- yo sola.

Siempre decía "yo sola" y la dejábamos que lo hiciera ella sola, una y otra vez, aprendiendo a vivir su vida. estando siempre a su costado, cerquita o lejos, siempre apoyándola en sus decisiones.
Así aprendímos que lo importante es que nunca estuviera sola, pero sí que fuera libre para tomar sus decisiones.
Contigo siempre, preciosa, tú, sola.

2 comentarios:

zahara dijo...

qué bonita eres :)

he aprendido de l amejor.

ines vilpi dijo...

Qué bonito ser la verdadera protagonista de tu historia y que decidas lo que decidas los tuyos te apoyan.
Quédate cerquita.